¿Necesitará mi hijo ortodoncia o aparatos dentales? 

Los niños crecen deprisa y a poco que nos descuidemos el Ratoncito Pérez empieza a visitar nuestro hogar. Somos unos padres cuidadosos y nos preocupamos por su salud en general y, claro, también por la de sus dientes. Hemos enseñado a nuestros hijos a cepillarse bien los dientes para mantener una correcta higiene dental pero ahora nos preocupa otra cosa, ¿cuándo debo llevar a mi hijo al ortodonista? ¿Y si necesita un aparato de ortodoncia?

¿Cuándo he de llevar a mi hijo al especialista en ortodoncia?

Se aconseja llevar al niño al especialista en ortodoncia alrededor de los 7 años, cuando ha empezado el  reemplazo de los dientes de leche. En este momento conviene que el ortodoncista haga una revisión y compruebe si la mandíbula tiene la forma y el  tamaño adecuado y si el recambio dentario se está realizando de forma correcta.

Puede ser que en la revisión el especialista lo encuentre todo correcto y entonces simplemente vuelves a casa con tu hijo y algunos consejos sobre la mejor manera de cuidar sus dientes. Pero es posible que el especialista encuentre algún problema que convenga corregir o bien vigilar durante el desarrollo.

No todos los problemas que se detectan a esta edad se resuelven con una intervención temprana. Unos casos sí, pero otros es mejor esperar un tiempo hasta que hayan salido todos los dientes permanentes y tratarlos en la adolescencia.

aparato de ortodoncia, brackets

¿Cuándo puede necesitar mi hijo ortodoncia?

  • Pérdida prematura o tardía de los dientes de leche 
  • Dificultad para masticar o morder
  • Dientes apretados, dientes que faltan o que están bloqueados
  • Morder la mejilla o el paladar
  • Dientes protuberantes
  • Dientes superiores e inferiores que no encajan o lo hacen mal como las maloclusiones dentarias
  • Un aspecto facial desequilibrado, como cuando, por ejemplo, la mandíbula inferior es anormalmente grande o pequeño y parece desproporcionado con el resto de la cara. Mandíbulas hacia detrás o hacia adelante.
  • Bruxismo

¿Duelen los aparatos de ortodoncia?

No tenemos más que ver la cantidad de niños correteando felices con sus aparatos puestos para darnos cuenta de que el tratamiento de ortodoncia no produce dolor. Los niños únicamente sentirán algo de presión los primeros días y tras cada visita al especialista cuando ajuste el aparato para que siga empujando los dientes hacia el lugar deseado, pero es simplemente una molestia pasajera.

En ocasiones, según el tipo de aparato de ortodoncia pueden producirse algunas pequeñas llagas, pinchazos o rozaduras con alguna parte del aparato, pero esto puede solucionarse.

Malos hábitos dentales en los niños 

El ortodoncista apreciará además si nuestro hijo presenta malos hábitos que pueden ocasionarle problemas. Algunos de estos malos hábitos son evidentes como el chuparse el dedo después de los 2 años, pero otros, como una incorrecta respiración o la manía de empujar los dientes con la lengua son más difíciles de apreciar por los padres.

Ayudarnos a corregir estos malos hábitos es también labor del ortodoncista.

 En nuestra clínica dental en Guadalajara, nuestra experta en ortodoncia infantil, la  Dra. María Hernández, te ayudará a resolver todas tus dudas y en caso necesario te recomendará la mejor solución y  tratamiento de ortodoncia para tu hijo.  No lo dejes pasar, la primera consulta es gratuita.

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos