¿Por qué el tabaco genera gingivitis, periodontitis y produce cáncer oral?

La boca es la puerta de entrada del humo del tabaco y de toda su tóxica carga. Pero lo peor no la estética dental, es el deterioro de la salud general y el enemigo es paciente, constante y demasiado discreto.

¿Cuáles son los efectos del tabaco en la encía?

Los fumadores están expuestos a padecer enfermedades de las encías hasta cinco veces más que los no fumadores.

Tienen una mayor cantidad de bacterias patógenas en la boca. En cambio, la respuesta inmunológica hace que el daño causado por las bacterias sea mayor que en los no fumadores. No te olvides, por ejemplo, que los fumadores están más expuestos a las caries.

La encía de los fumadores recibe un menor aporte sanguíneo que contribuye a reducir su capacidad de cicatrización. Las encías de estos pacientes sangran menos que las de los que no fuman cuando tienen una enfermedad peridontal. Esto no es bueno, enmascara el problema porque muchos piensan que al no haber sangrado no hay enfermedad y como consecuencia retrasan la visita al especialista.

Cuando ya detectamos la enfermedad peridontal, gingivitis o peridontitis, resulta que el tabaquismo hace que la respuesta a los tratamientos para estas enfermedades sea mucho peor.

¿Qué ocurre cuando hemos perdido algún diente por el tabaco?

Pues aunque el tabaquismo no es una contraindicación para la colocación de implantes dentales, el riesgo de que éstos no se integren adecuadamente en el hueso es mucho mayor en los fumadores. Por supuesto la incidencia de periimplantitis es también mayor en fumadores.

La solución la tienes solamente Tú, no empieces a fumar, en estos tiempos ni siquiera tiene la ventaja de hacerte parecer interesante. Si ya fumas el consejo es el de siempre, dejarlo o al menos reducirlo, nada que no te hayan dicho ya mil veces. ¡Lamentamos no ser más originales!

Tabaquismo y cáncer

La mayoría de las personas con cáncer oral y orofaríngeo consumen tabaco. El riesgo aumenta cuando aumentamos las cantidades de tabaco y el tiempo de consumo. No solamente es malo fumarlo, también masticar tabaco es malo para la salud de la boca.

El tabaco puede causar cáncer en cualquier parte de la boca o de la garganta, así como cáncer de laringe. Y es solamente el principio de la lista de todos los órganos a los que puede afectar.

Es conveniente acudir a tu odontólogo al menos una vez al año para que compruebe que todo va bien en nuestra boca, si fumas deberías hacerlo cada seis meses. Con nuestros expertos de Clínica dental Los Valles en Guadalajara te lo ponemos fácil, la primera visita es siempre gratuita.

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos