¿Cuál será el futuro de la endodoncia, según las células madre dentarias?

La endodoncia es a menudo el último recurso para salvar un diente. Hasta ahora, cuando la infección está avanzada, el especialista, tras retirar la pulpa dental y desinfectar los conductos, los rellena con un material inerte y luego lo cementa. Pero, ¿cuál es el siguiente paso? ¿En qué consiste la extracción? ¿Me llegará a doler? ¿Podré ponerme implantes dentales? ¿Cuál será su futuro?

La endodoncia, gracias a los avances científicos y en un futuro no muy lejano, podrá rellenar el diente con un material que estimule a las células madre dentarias a generar tejido nuevo que reconstruya parte del diente dañado.

Los estudios son realmente prometedores. Conseguiremos, no evitar la endodoncia, pero si regenerar en todo o parte el diente y reducir la necesidad de implantes dentales. Aunque de momento faltan algunos años para que esto esté a nuestra disposición.

¡No llegues tarde para una endodoncia! 

Hay personas que consideran que hacerse una endodoncia es caro y por eso van posponiendo venir a la clínica hasta que es demasiado tarde y ya no podemos salvar su diente.

¿Pero qué pasa si llegas tarde? En esta fase, es probable que se extraiga el diente y se pueda colocar un implante en su lugar. Solamente por haber retrasado tu visita, ¡ya estás multiplicando por 10 el precio del tratamiento!

El coste de la extracción ya lo habrás pagado y a la larga irás perdiendo el hueso por falta del estímulo que proporciona el implante y que antes ejercía el diente. Cuando te decidas a reponerlo necesitarás injertos óseos y es posible que una elevación de seno maxilar. Y eso por no hablar de que las piezas dentales que rodean el hueco comenzarán a desplazarse, no ordenadamente sino  ¡a lo loco! ¡No dejes que eso pase!

¿Qué ocurre con los dientes anexos a la endodoncia?

Recuerda que el diente antagonista que se encuentra en el otro maxilar (el que chocaba con el perdido al morder) se siente solito y, de tanto buscar al compañero, acabará saliendo de su sitio, dejará su raíz al descubierto y será vulnerable al ataque de las caries. Te cuidado porque podrías perder otro diente.

Nuestra mejor recomendación es que si necesitas una endodoncia no te lo pienses, salva tu diente y luego cuídalo, límpialo y mímalo. Pide cita gratuita con nuestros expertos de Clínica Dental Los Valles para que controlemos tu caso clínico y que lleguemos a tiempo si fuera necesaria recurrir a la endodoncia.

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos