Cuando se relaja la higiene, el monstruo de la Navidad, ¡aparece!

Una comilona en Navidad con sus excesos de bebida pueden llegar a afectar a tu cuerpo y a tu higiene dental.  Pero no solo a ti, sino también a tus hijos, porque la caries y los niños en Navidad suelen terminar con algún problema dental sino se controla su higiene infantil. Y aunque la idea no es terminar siendo un “comedor competitivo” como Tim Janus durante las fiestas, ¿qué ocurre y cómo reacciona este desorden navideño en tu cuerpo? 

¿Por qué sufren tanto tu estómago y tu intestino? 

✅ Seguro que estos síntomas te suenan: dolor de estómago, hinchazón abdominal, pesadez y gases. Unos clásicos navideños que suelen ser muy frecuentes después de un empacho navideño. ¿Su origen? Todos provienen de la distensión excesiva del estómago para poder dar cabida a todos estos alimentos. ¡Ojo!

✅ Además, si le sumas el efecto irritante que tiene el alcohol sobre las paredes de tu estómago e intestino, y a los gases que generan los hidratos de carbono poco absorbibles de los dulces navideños, terminarás provocando que se eleve en tu sangre un alto contenido en grasas.

✅ También hace su aparición el reflujo, el ardor o acidez. Porque el estómago está tan lleno que necesita producir más ácido para hacer la digestión. En definitiva, tu estómago y tu intestino están deseando que terminen ya la Navidad y empezar un nuevo año más sano.

Una comilona en Navidad con sus excesos de bebida pueden llegar a afectar a tu cuerpo y a tu higiene dental.  Pero no solo a ti, sino también a tus hijos, porque la caries y los niños en Navidad suelen terminar con algún problema dental sino se controla su higiene infantil.

La caries y los niños en Navidad

Según algunos estudios en salud bucodental, un gran porcentaje de la caries y niños en Navidad se produce en estas fechas. Y aunque los padres pongan interés, a veces se relajan en los hábitos de higiene originada por las fiestas y por la cantidad de dulces y de bebidas azucaradas. Recuerda que tus hijos deben lavarse los dientes cada vez que almuerces o cenes, por lo menos, ¡tres veces al día!

Según algunos estudios en salud bucodental, un gran porcentaje de la caries y niños en Navidad se produce en estas fechas. Y aunque los padres pongan interés, a veces se relajan en los hábitos de higiene originada por las fiestas y por la cantidad de dulces y de bebidas azucaradas. Recuerda que tus hijos deben lavarse los dientes cada vez que almuerces o cenes, por lo menos, ¡tres veces al día!

Cuidado con las personas con diabetes y ácido úrico

👉 Las comidas y cenas navideñas con su ingesta de bebidas se suelen alargar durante horas. Pero todo este movimiento no solo termina alterando tu rutina sino que pueden elevar tus niveles de azúcar en sangre provocando una descompensación en las personas con diabetes. Además, esta enfermedad con su exceso navideño suelen provocar problemas en tus implantes dentales.

👉 Aunque sepas que los dulces navideños suman con su alto contenido en azúcares e hidratos, las copiosas comidas navideñas son suficientes para provocar una repentina subida de azúcar con consecuencias a corto y largo plazo. ¡Cuidado!

👉 Por otro lado, si tienes problemas previos de niveles de ácido úrico elevados en sangre y te das un atracón, sí que puede empeorar en un cuadro de gota. Porque aumentará la formación de microcristales de urea y posiblemente el dolor en las articulaciones. Pero ojo, no solo el marisco es rico en ácido úrico, también las carnes rojas, los ricos embutidos, etc.

Las comidas y cenas navideñas con su ingesta de bebidas se suelen alargar durante horas. Pero todo este movimiento no solo termina alterando tu rutina sino que pueden elevar tus niveles de azúcar en sangre provocando una descompensación en las personas con diabetes. Además, esta enfermedad con su exceso navideño suelen provocar problemas en tus implantes dentales.

La caries y los niños en Navidad, consejos de nuestros dentistas

✔️ Una propuesta es compensar grandes cenas con almuerzos sencillos. Sé inteligente y aunque vayas con hambre, intenta racionar los alimentos. Otra recomendación es realizar ayunos o hacer algo de deporte. Lo más importante es hacer caso a tu sistema digestivo y a tu higiene dental. Si tras una copiosa cena no te apetece nada más que algo ligero, no te fuerces, y usa chicles sin azúcar, sino tienes tu cepillo a mano, y el hilo dental. 

❌ Si notas las encías algo inflamadas, o algunos escalofríos dentales con las sopas o el helado, te recomendamos que pidas cita con nuestros dentistas en Guadalajara. Que la caries ni tu salud general te complique el año nuevo. ¡Y felices fiestas! 

Fuente: El Mundo

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos