¿Cuáles son las causas y el tratamiento de la periocoronaritis o pericoronitis?

La pericoronaritis o pericoronitis es una infección de los tejidos blandos que rodean a la corona dental de los terceros molares cuando están parcialmente erupcionados. Además, produce una inflamación alrededor de la corona que, desgraciadamente, no la padecen solo los “reyes”, sino que cualquiera de nosotros, ya que hablamos de la corona de las muelas del juicio.

Causas de la pericoronaritis

Cuando el tercer molar erupciona, en ocasiones lo hace solo parcialmente, ya sea por falta de espacio o porque tiene una inclinación inadecuada, más horizontal, que lo hace impactar con el segundo molar.

La principal causa de esta infección es la proliferación de bacterias en la zona que rodea al diente.

En estos casos, es muy probable que quede una porción de tejido blando sobre la muela. En este tejido, que recubre parcialmente el diente, se forma una bolsa donde se acumulan los restos de comida y es difícil de limpiar. Además, la humedad y oscuridad de la zona ayudan a que se produzca la infección.

La principal causa de la pericoronaritis es la proliferación de bacterias en la zona que rodea al diente.

Síntomas de pericoronaritis

Los síntomas de pericoronitis más habituales son, la hinchazón o inflamación en la zona, dolor, mal aliento y mal sabor de boca. Se puede tener también fiebre, inflamación de los ganglios del cuello y dificultades a la hora de masticar y tragar.

La pericoronaritis puede derivar en enfermedades de las encías más graves así que es necesario tratarla, lo antes posible.

Tratamiento de la pericoronaritis

En un primer momento, el tratamiento consiste en una limpieza profesional de la zona infectada y un drenaje. Y habrá que seguir una escrupulosa higiene de la zona en casa.

El uso de un irrigador dental ayuda mucho para llegar a esas zonas de difícil acceso. Y es recomendable usar enjuagues con un colutorio con clohexidrina y suero salino.

Si la infección es muy aguda o se ha extendido, se prescribirá un tratamiento con antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos.

Tras eliminar la infección habrá que valorar si es conveniente retirar el exceso de encía sobre la muela, evitando así que se sigan acumulando restos que vuelvan a producir una infección.

El tratamiento de la periocoronaritis consiste en una limpieza profesional de la zona infectada y un drenaje. Y habrá que seguir una escrupulosa higiene de la zona en casa.

También habrá que estudiar si es conveniente la extracción o exodoncia del cordal en caso de que no tenga sitio suficiente en la arcada dentaria para salir, o que lo esté haciendo en una mala dirección con el consiguiente riesgo de impactar con otra muela.

Y como siempre lo mejor es adelantarnos a los problemas o atajarlos, en Clínica dental Los Valles te recomendamos siempre que acudas a tus revisiones dentales.

En nuestra clínica dental en Guadalajara te ayudaremos con tus problemas con las muelas del juicio para que se compliquen. Pide cita en tu primera consulta gratuita.

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos