Dile adiós a la sensibilidad dental y ¡disfruta como un enano del helado!

Los helados y los granizados son los reyes del verano. Pero por mucho que nos refresquen, no debemos olvidar que, en exceso, son perjudiciales para nuestra salud bucodental, y pueden provocar enfermedades periodentales y sensibilidad dental. Para esto último, la prueba es sencilla, si tus dientes son capaces de tomar una buena cucharada de helado o sorber sin dolor, ¡enhorabuena! Si en ese instante te duelen los dientes y te llevas la mano a la boca, el diagnóstico está claro, tienes sensibilidad dental.

¿Cómo puedo evitar la sensibilidad dental?

Esta es una tarea sencilla, mantener una buena higiene bucodental, como cepillarte los dientes después de las comidas, usar enjuague e hilo dental, te ayudará a mantener a raya la sensibilidad dental y poder disfrutar de los granizados y helados durante el verano. Si estás fuera de casa, ¡recuerda! tu kit dental es tu mejor aliado, así que ya no tienes excusa para cuidarte.

sensibilidad-dental

¿Los helados provocan caries?

Según estudios dentales, en verano aumentan las enfermedades periodentales, caries, gingivitis, y la sensibilidad dental, entre otras, ya que se aumenta la ingesta de helados, bebidas azucaras, etc. y solemos olvidarnos de nuestra higiene bucodental. Para prevenirlo, debes tomar las mismas medidas generales de higiene, un buen cepillado dental después de cada comida, hilo, enjuague ¡y listo!

En cualquier caso, la aparición de la caries es un proceso lento, por lo que te recomendamos, a la vuelta del verano y las vacaciones, acudir a tu dentista de confianza para que realice una revisión general de tu salud bucodental. En nuestra clínica dental estaremos encantados de poder atenderte, y ¡recuerda! Nuestra primera consulta es siempre gratuita.

Fuente: Imagen Getty

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos