Las bebidas carbonatadas, ¿son una opción recomendable para tus hijos?

bebidas-carbonatadas

El Consejo de Ministros del Gobierno español ha aprobado gravar las bebidas carbonatadas azucaradas hace unos días. Según el Consejo, la idea es reducir las tasas de obesidad entre niños y adolescentes pero, ¿qué ocurre con la salud dental de los niños?

Las bebidas carbonatadas azucaradas y su consumo están ligados no solamente a la obesidad infantil, sino que repercute de manera especialmente mala en la salud dental de los niños. Todos podemos intuir que la cantidad enorme de azúcar que tienen estas bebidas incrementa el problema de las caries pero no es ésta la única razón, las bebidas carbonatadas tienen un PH ácido que agrava el problema.

Cuando bebemos refrescos o bebidas carbonatadas, el ácido que contiene debilita el esmalte favoreciendo la labor de las bacterias que producen las caries alimentadas con el azúcar. ¡Con cada sorbo el proceso comienza de nuevo!

bebidas-7

¿Qué deben beber los niños para cuidar su salud bucodental? 

El exceso de las bebidas carbonatadas azucaradas y, su gran uso, puede producir una de las enfermedades que se está volviendo crónica en los países desarrollados, la caries dental. Es importante que controlemos lo que toman nuestros hijos desde el momento de nacer.

En los primeros meses de vida no hay nada mejor que la leche materna para un crecimiento óptimo y saludable. Tras los seis primeros meses se irán introduciendo otros alimentos que de ser posible seguiremos acompañando con la leche materna mientras podamos. El niño ya podrá ir tomando zumos de fruta sin azucarar pero de forma limitada los dos primeros años.

Es muy importante que el niño no se duerma con el biberón lleno de leche o zumo en la boca. Sobre todo de zumo por el PH ácido de la fruta y su mayor contenido en azúcares.

benidas-4

Cuando los niños son un poco mayores lo ideal es acompañar sus comidas con agua, es más sano y ahora, además, mucho más económico. Pero cuando empiezan a asistir a fiestas de cumpleaños, lo de los refrescos o las bebidas carbonatadas es casi una imposición social. Lo ideal es que si todavía son pequeños no los acostumbremos a los sabores dulces. ¡No se echa de menos lo que no se conoce! Así que intentemos que adquieran buenos hábitos desde pequeños. Y si son un poco mayores intentar ir recorriendo el camino inverso; limitemos cada vez más el consumo de azúcar.

Ser padre ya sabemos que consiste en quererlos y también en enseñarlos, acompañarlos, cuidarlos y no siempre es fácil cuando tenemos que decir NO, pero hay que hacerlo por ellos. Ya nos lo agradecerán más adelante cuando tengan una preciosa boca sana con la que comer y reír.

¡Los dentistas queremos siempre lo mejor para tu boca!

Así es, en nuestra Clínica Dental los Valles siempre insistimos en la correcta higiene dental, en fomentar los buenos hábitos desde pequeños y en acudir puntuales a las revisiones para atajar los problemitas antes de que se conviertan en problemas.

Recuerda que es mejor prevenir que curar y que nuestra primera consulta odontológica es siempre gratuita.

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos