¿Cómo cuidar tu paladar de posibles enfermedades?

La mayoría de las afecciones del paladar son pequeñas y, con pocos cuidados, se resuelven en unos pocos días. Pero hay algunas que pueden derivar en problemas graves por lo que es conveniente acudir al dentista cuando notemos los primeros síntomas.

¿Qué es el paladar?

El paladar es la zona que está en la parte superior de la cavidad oral y que separa la boca de la cavidad nasal. Está dividido en dos partes, lo que se llama paladar óseo o bóveda palatina que es duro al tacto porque está formado de hueso, y el velo del paladar o paladar blando.

Al final de éste, cuelga la úvula o coloquialmente campanilla. Y gracias a su capa mucosa, podemos tragar los alimentos y articular sonidos, por su interacción con la lengua y los dientes.

El paladar es la zona que está en la parte superior de la cavidad oral y que separa la boca de la cavidad nasal.

Problema con el paladar

El paladar requiere, igual que el resto de la boca, que tengamos una buena higiene oral aunque no existen unos cuidados específicos para él. Algunos de los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Irritaciones y quemaduras: normalmente producidas al ingerir alimentos muy calientes o muy picantes.
  • Candidiasis oral: es una infección pero en este caso por hongos y pueden aparecer cuando bajan nuestras defensas como en el caso de seguir un tratamiento con antibióticos.
  • Lesiones precancerosas: son como una alteración de la mucosa, también de color blanco. Estas lesiones pueden convertirse en tumores por lo que conviene consultar lo antes posible con el especialista.
  • Aftas bucales: son pequeñas llagas redondas en la mucosa, de color blanquecino y bastante molestas que suelen desaparecer en pocos días y afectan más habitualmente a niños y adolescentes.

Las aftas vocales son problemas en la lengua y boca que se producen en niños y adolescentes.

¿Cómo conservar el paladar sano?

Una buena higiene diaria es fundamental para que esté sonrosado. Por ejemplo, cepillarnos los dientes adecuadamente, sin olvidar la lengua ni los rincones, es lo ideal para mantener nuestra boca sana.

Debemos procurar tener una buena higiene de manos, y sobre todo en el caso de los niños, que no se metan cosas sucias en la boca, aunque a determinadas edades no es algo fácil de conseguir.

Tenemos que evitar los alimentos demasiado calientes, demasiado picantes y mordernos las uñas. Además es conveniente llevar una alimentación saludable, variada y beber agua suficiente para tener la boca hidratada.

Es importante acudir a las revisiones anuales de control, así no se nos pasará por alto ninguna pequeña lesión que pueda darnos mayores problemas en el futuro.

En Clínica Dental los Valles nuestros especialista se ocupan de toda tu boca, también de tu paladar. Pide cita, recuerda que la primera consulta es gratuita.

Imágenes: Pinterest

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos