¿Qué debo hacer cuando se le cae un diente a nuestro hijo por un traumatismo?

Los casos infantiles en los que se producen traumatismo en los incisivos centrales son muy frecuentes. Y lo que produce en los padres es un estado de ansiedad directamente proporcional a la magnitud del golpe recibido. Hoy queremos hablar de estos golpes que, seguramente, sean los que más alarma causan, ya que provocan la avulsión del diente, es decir, el diente “salta” fuera de la boca sin romperse.

¿Qué hacer cuándo se cae un diente a mi hijo por un traumatismo?

La mayor parte de los traumatismos dentales ocurren entre los 2 y 3 años de edad. Cuando es el momento en el que los niños empiezan a andar y aún no tienen una buena coordinación para mantenerse en pie. Ten en cuenta que estas lesiones en los dientes temporales pueden llegar a producir alteraciones en el desarrollo de sus dientes definitivos. Por lo que es importante gestionarlos bien por el futuro de sus dientes definitivos subyacentes. ¡Ojo!

En este post, vamos a hablar sobre el traumatismo en dientes definitivos que suele ocurrir entre los 9 y los 12 años. Estos incisivos centrales superiores suelen ser los que más sufren. Por ejemplo, hablamos de caídas fortuitas, practicando deporte, etc.

Estos traumatismos en los dientes temporales pueden llegar a producir alteraciones en el desarrollo de sus dientes definitivos. Por lo que es importante gestionarlos bien por el futuro de sus dientes definitivos subyacentes.

¿Qué debo hacer para conservar su diente definitivo?

A grandes rasgos podríamos decir que los dientes de leche no se reimplantan. Es decir, si se trata de un diente temporal no hace falta conservarlo ni traerlo a la consulta. Pero sin embargo, si estamos ante un diente definitivo, hablamos de una situación de urgencia.

En este caso, es muy importante la actitud tomada en los primeros momentos para tratar de conservar el diente. Y que vamos a resumir a continuación:

  • Buscar el diente y cogerlo por la parte de la corona, evitando tocar la raíz.
  • Si el diente está sucio, dejar correr el agua del grifo durante 10 segundos, procurando no tocar la raíz.
  • Lo ideal es que el padre reimplante el diente lo antes posible y lo reposicione en el alveolo, haciendo morder un pañuelo para mantenerlo en posición.
  • Si eso no fuera posible, poner el diente en un medio de conservación adecuado como leche, suero o en la boca, evitando el agua.
  • Guardarlo entre los molares o en el interior de la mejilla.

Los dientes de leche no se reimplantan. Es decir, si se trata de un diente temporal no hace falta conservarlo ni traerlo a la consulta. Pero sin embargo, si estamos ante un diente definitivo, hablamos de una situación de urgencia por traumatismo dental.

Nuestro mejor consejo para recuperar tu dientes por un traumatismo

Debes acudir de inmediato a nuestra clínica dental, donde podemos tratar de reimplantar el diente con altas tasas de éxito. Sobre todo si el tiempo transcurrido desde el golpe es inferior a dos horas.

Nuestro primer consejo que podemos dar ante esta inesperada situación es que hay que intentar mantener la calma, y acudir a consulta lo antes posible. Una vez allí, el tratamiento varía en función de si se trata de un diente definitivo o de leche.

En la mayoría de los casos será necesario establecer un programa de revisiones. Y es muy probable tener que realizar un tratamiento de conductos. Pero si actuamos con rapidez, podremos mantener el diente natural en la boca, conservando su función y estética. Si te has encontrado en situaciones como ésta, ven a nuestra consulta, no te preocupes. Pide tu  primera consulta gratuita.

Referencia: Colegios Oficiales de Farmacéuticos y Dentistas

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos