¿Sabrías cómo descubrir una caries rampante, temprana o la famosa caries del biberón? 

La caries rampante, caries temprana o la caries del biberón, engloba a aquellas que se presentan en la dentición temprana de los niños hasta los 6 años aproximadamente. Estas caries son producidas por el ataque ácido que generan determinadas bacterias en presencia de carbohidratos, es decir, azúcares.

Es importante recordar que la caries infantil es una enfermedad infecciosa, y que por lo tanto se contagia; es decir, el contagio se produce por contacto de la boca del bebé con la de otras personas, cucharillas, tetinas, etc. deben de ser solo de uso personal. Y los besos a los niños, ¡nunca en la boca!

La caries rampante y el uso del biberón

No es que los niños amamantados no presenten caries, pero los componentes de la leche materna, además de otros beneficios, contiene enzimas e inmunoglobulinas que inhiben el crecimiento de las bacterias que producen las caries. Los niños alimentados con biberón no disfrutan de esta ventaja.

La caries rampante no la produce el biberón pero hay muchos bebés que acostumbran a dormirse con el biberón en la boca y la saliva no tiene la oportunidad de limpiar los restos de leche favoreciendo la aparición de estas caries.

La costumbre de mojar en algo dulce el chupete del bebé o darles infusiones azucaradas son algunas prácticas tradicionales que en realidad son no son buena idea.

Medidas para evitar las caries del biberón

  • La madre, padre y hermanos del futuro bebé se hagan una revisión dental antes de que nazca el niño para evitar en lo posible los focos de contagio.
  • Llevar al niño al Odontopediatra durante el primer año para que revise que todo es correcto y nos aconseje sobre medidas preventivas.
  • Procurar que el niño se alimente en posición erguida y limpiarle los dientitos con una gasa húmeda en cuanto termine.
  • Evitar los picoteos, limpiarlo con agua y un cepillito de cerdas extra suaves y sin pasta dental tan pronto salgan los dientes.

  • Hay cepillos especiales en el mercado muy fáciles de utilizar y que no le producirán molestias.
  • No mojar el chupete en sustancias dulces nunca.
  • Pedir consulta si notamos que aparecen manchas blancas en los dientes.
  • Cuidado con los potitos, zumos y comidas preparadas industriales para bebés porque suelen tener un exceso de azúcar.
  • No acostumbremos a los niños a los sabores dulces. ¡Les haremos un enorme favor para el resto de su vida!

Si tienes dudas sobre la caries rampante o la caries del biberón, pide cita en nuestra Clínica dental los Valles de Guadalajara en nuestra primera consulta gratuita. ¡Os estamos esperando!

Imágenes: Pinterest

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos