Las muelas del juicio: ¿cuál es su origen?

Los morales o muelas del juicio son el tercer molar que suele aparecer en la adolescencia o a partir de los veinte años, aunque a veces erupcionan más tarde. Sin embargo, las muelas del juicio comienzan a gestarse mucho antes, normalmente entre los 7 y 10 años. Pero, ¿cuál es su origen? Te lo contamos detalladamente en nuestro blog. 

Los morales o muelas del juicio, ¿su salida me dolerá? 

En primer lugar, este tercer molar se calcifica y empieza a formar su corona. Después, crea su raíz y, en su último paso, el diente erupciona a través de las encías. Pero hay que tener en cuenta que este proceso puede tardar un tiempo y dependerá de las circunstancias de una persona u otra. 

Para algunos pacientes, su erupción puede darte algunas molestias leves pero en otros, ninguna. Y esto es bastante interesante porque las muelas del juicio son la gran incógnita por su origen y su falta de utilidad en nuestra boca. 

👉 Si por ejemplo, tienes dolor o hinchazón en su erupción, no te preocupes, porque se pueden aliviar con antiinflamatorios. Pero si tienes dificultad para abrir tu boca, halitosis, sensibilidad o sangrado, podría ser una infección de tu muela del juicio. ¡Cuidado!

Los morales o muelas del juicio son el tercer molar que suele aparecer en la adolescencia o a partir de los veinte años, aunque a veces erupcionan más tarde. Sin embargo, las muelas del juicio comienzan a gestarse mucho antes, normalmente entre los 7 y 10 años.

Posibles problemas de los morales o muelas del juicio

Los morales o muelas del juicio pueden darte problemas en tu boca, sobre todo por el apiñamiento o por algunas molestias y problemas dentales graves, sobre todo si crecen en un ángulo totalmente torcido. 

O si  tus muelas erupcionan muy pronto, cuando el resto de tus dientes aún no han terminado de crecer, tal vez podría darte problemas en los músculos de la masticación. En este sentido, nuestros dentistas siempre hablan de un “espacio mecánicamente seguro”, donde puedas masticar sin problemas añadidos. 

👉 Pero también está la fórmula de que tus muelas del juicio no erupcionen y puedas vivir sin ellas. Pero ten cuidado, porque pueden interferir en tu ortodoncia al darte problemas y destruir tu trabajo y tu tiempo en tu aparato dental.

Los morales o muelas del juicio pueden darte problemas en tu boca, sobre todo por el apiñamiento o por algunas molestias y problemas dentales graves, sobre todo si crecen en un ángulo totalmente torcido. 

Estudios de las muelas del juicio con los primates

Los morales o muelas del juicio no tienen utilidad, en sí mismas. Por ello se les llaman, “órganos vestigiales”, como el apéndice o el coxis. Es decir, son órganos que en su momento evolutivo tuvieron un fin, pero que hoy ya se les considera innecesarios. 

Un equipo de científicos de la Universidad de Arizona ha llevado a cabo un estudio, publicado en Science Advances, en el que intentan resolver algunas dudas sobre las muelas del juicio y su origen primario. Este trabajo se basó en la comparativa craneal humana y la de los primates de entre los tres a los 18 años. 

En su explicación, una de las grandes diferencias con los primates es que nuestra mandíbula crece más despacio. En general, porque maduramos más despacio que los primates. 

Además, nuestros molares aparecen justo en frente de dos articulaciones temporomandibulares, que juntas forman una especie de bisagra entre la mandíbula y el cráneo al masticar. 

Y aunque nosotros tenemos la cara más corta y, por lo tanto, mandíbulas menos espaciosas, se comprobó que había una diferencia comparativa con la biomecánica. Por ello, y durante la madurez, los humanos albergan estos molares sin interferir en los músculos que nos permiten masticar los alimentos. 

👉 Es decir, que las muelas del juicio han ido evolucionando a lo paso de los millones de años para llegar a transformarse en un órgano vestigial, cuando en su momento fueron importantes a la hora de alimentarse, como fue en los primates. Así mismo, la Teoría de Darwin podría explicarse en este proceso evolutivo donde, gracias a la biomecánica los humanos ya no necesitan de estos molares para su subsistencia. 

Los morales o muelas del juicio no tienen utilidad, en sí mismas. Por ello se les llaman, “órganos vestigiales”, como el apéndice o el coxis. Es decir, son órganos que en su momento evolutivo tuvieron un fin, pero que hoy ya se les considera innecesarios. 

Consejo de nuestros dentistas 

Nuestra recomendación es que si tienes dolor, molestia, hinchazón, deberías acudir a tu dentista de confianza para que revise tus molares. Porque una infección en tus muelas de juicio puede darte problemas añadidos. ¡Pide tu primera cita con su revisión gratuita en nuestra clínica dental en Guadalajara!

Lo más reciente

La tendencia dañina del TurkeyTeeth tare consecuencia a tu salud bucodental.

¿Qué es el TurkeyTeeth?

La tendencia TurkeyTeeth es un riesgo bucodental que se ha creado hace pocas semanas en la red social TikTok. Un neologismo que busca tratamientos de carillas o coronas dentales a bajo coste en Turquía. Parece una locura, ¿verdad? El problema es que esta tendencia ya se ha saldado con miles de afectados por sus complicaciones y destrozos en su salud bucodental.

Comparte este artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Síguenos