¡Cuidado con el piercing labial! ¡Puede salirte caro!

piercing consejos dental

Hoy vamos a hablar sobre una moda bastante extendida y que tiene efectos nocivos para la salud bucal, los piercings labiales. Estos efectos nocivos alcanzan al 70% de los usuarios de piercings y, abarcan, desde las molestias producidas por la presencia de un cuerpo extraño en la boca, fracturas del esmalte de los dientes, hasta la pérdida de piezas dentales y retracciones en las encías.

Además, aunque con menor frecuencia, también pueden aparecer alteraciones en el habla y la deglución, sin olvidar que la perforación del labio o la lengua es una puerta abierta para las infecciones, y que el pendiente del piercing se puede aflojar con el consiguiente riesgo de ser tragado.

¿Cuáles son los mejores consejos cuándo llevas un piercing?

El dentista, y la clínica dental deben ser un punto de encuentro para aclarar dudas, así como tratar las complicaciones derivadas.

El primer consejo que podemos dar si alguien está pensando en colocarse un piercing labial o lingual es que no lo haga; y si ya lo lleva, aconsejamos su retirada y el tratamiento de las fracturas o lesiones que haya podido causar

En el caso de estar totalmente decidido a colocarse un piercing, nuestra recomendación es siempre hacerlo en un centro que ofrezca las máximas garantías higiénicas y sanitarias; es decir,  ya que cualquier piercing es propenso a la infección, el material de elección debería ser el Teflon® (o politetrafluoroetileno, PTFE), antes que el acero inoxidable, ya que los estudios demuestran que este último acumula más bacterias y supone un mayor riesgo de infección.

piercing-consejos

¿Cuáles son los efectos nocivos de llevar un piercing? 

Si ya se lleva un piercing en la boca y no se quiere retirar, es muy importante acudir a consulta, ya que los elementos del piercing provocan una acumulación de bacterias que pueden causar inflamación de encías, dolor y mal aliento. En estos casos, se hace necesario un tratamiento de la zona y recibir instrucciones específicas de higiene oral, como limpiar bien el pendiente después de las comidas así como emplear un colutorio antiséptico.

Para terminar, aconsejamos evitar agentes que puedan irritar la perforación, como alcohol y tabaco, o alimentos muy picantes, etc. pero, sobre todo, recuerda, si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Fuente: Imágenes by Limonbay y Sodahead

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos