Levanta la cabeza, princesa, o la corona se cae…

Lo primero que tenemos que saber es la diferencia entre una funda o corona (en este caso si que nos referimos a lo mismo), y una carilla dental. Básicamente, la diferencia principal es que mientras que la funda cubre todas las caras del diente o molar, por lo que hay que tallar todo el perímetro  del  diente como mínimo 1,5 milímetros, la carilla solamente cubre la cara estética o visible del diente y su preparación es mínima entre 0,5-0,7 mm.

¿Qué es mejor, una funda, una corona o una carilla dental?

Depende de cada caso concreto, incluso podemos combinarlas. Si, por ejemplo, la idea es reforzar un molar (bien porque esté endodonciado o porque tenga poca estructura dental), acudiremos a las fundas, ya que la función principal de las carillas es la estética, pero no aumentan la resistencia de los dientes. Por esta razón, a grandes rasgos, podemos decir que el uso de carillas se limita a los dientes anteriores (ente los colmillos), y la mayoría de las veces, de la arcada superior, porque es este sector el que determina la estética de la sonrisa.

 ¿Con qué material se realizan las fundas y carillas?

Clásicamente, las coronas se han realizado con una aleación metálica para dar resistencia a la pieza a restaurar, y un recubrimiento estético de porcelana para ocultar este metal y dotar a la pieza de una apariencia más natural. Actualmente, hay materiales como el zirconio, que permiten la sustitución del metal en las coronas. Esto se traduce, no solo en prótesis más estéticas, evitando el ribete negro que puede producir el metal en la encía con el paso de los años, sino que también producen una mayor biocompatibilidad de la prótesis, una mejor tolerancia por parte de  la encía, y un menor riesgo de alergias a metales en personas predispuestas.

En el caso de las carillas, usamos una fina capa de porcelana de alta estética, para así camuflar defectos de color, forma o de posición en los dientes anteriores. En los casos de las carillas, con el objetivo de obtener una estética óptima, se recomienda colocarlas en todos los dientes anteriores (por lo menos los cuatro incisivos), para que estos queden simétricos. Las carillas y las fundas se unen a los dientes con cementos definitivos de resina o de ionomero  de vidrio.

De todas formas, ante cualquier duda que puedas tener, recuerda que en nuestra Clínica dental Los Valles estaremos encantados de aclarártela, además, la primera consulta es siempre gratuita.

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos