Causas y tratamiento del injerto periodontal por nuestros expertos de Clínica dental Los Valles.

Un injerto periodontal es un procedimiento quirúrgico que busca aumentar el tejido gingival en aquellas zonas donde falta. En ocasiones, la encía que recubre la raíz de los dientes se retrae y deja ésta descubierta. Es su recesión gingival la que va a motivar la necesidad de un injerto de encía.

Causas del injerto periodontal y su recesión gingival

Hay muchas causas que pueden provocar que las raíces de los dientes queden al descubierto, desde el bruxismo, una periodontitis, la ortodoncia, la presencia de defectos óseos subyacentes hasta una mala restauración dental o la colocación de una prótesis inadecuada. Algunas de las más usuales son las siguientes:

  • Malposición de los dientes: puede producirse recesión gingival en dientes que sobresalen en exceso con respecto al resto. Es una recesión puntual, no en toda la encía.
  • Inserción alta de frenillos: a veces traccionan del margen de la encía provocando recesiones.
  • Trauma por objetos duros: los piercings o juguetear con los bolígrafos u otros objetos que golpeen nuestras encías constantemente no es muy buena idea.
  • Tabaquismo: otro de los problemas de este mal hábito.
  • Un trauma por el cepillado: una cosa es cepillarse los dientes y otra pasarles la lija del 8. Utiliza un cepillo de dureza media y una técnica correcta de cepillado.

Utiliza un cepillo de dureza media y una técnica correcta de cepillado para prevenir el injerto periodontal.

¿Es necesario un injerto periodontal?

Cuando la raíz del diente queda expuesta tenemos no uno sino varios problemas. Por un lado está el problema estético, la raíz del diente es más amarillenta, acumula sarro con más facilidad y alarga el diente dándole un aspecto envejecido y poco atractivo.

En muchos casos, aparece una importante sensibilidad dentaria al frío y al calor, dado que el material del que está compuesta la raíz del diente no aísla al nervio de los cambios de temperatura. Por otro lado, al carecer la raíz del diente del duro esmalte dental, es más fácilmente atacada por las bacterias que producen la caries.

Tipos de injerto periodontal:

¡Todo lo expuesto anteriormente hace necesario revertir la recesión gingival! Por lo tanto, el injerto periodontal puede solucionar todos estos problemas. Aunque parecen complicados, son cirugías muy sencillas, económicas y con un alto porcentaje de éxito.

  • Injerto de tejido conectivo: en este procedimiento, se corta un trozo del paladar y se separa el tejido conectivo subepitelial pegándose a la encía que rodea el diente expuesto. Tras haber hecho, esto se vuelve a poner el trozo de tejido del paladar en su sitio.
  • Injerto gingival libre: también se toman tejidos del paladar que hace las veces de “donante”, pero en vez de separar el tejido conectivo, se utiliza todo. Este método es usado a menudo en personas que tienen las encías demasiado finas y requieren tejido adicional.
  • Injerto gingival pediculado: cuando el paciente tiene suficiente tejido en la encía que rodea al diente, se toma éste, se corta parcialmente y se tira de él desplazando el tejido hacia la recesión gingival, ya sea lateralmente o en sentido hacia la corona. Luego, el colgajo se cose para fijarlo en su posición
caso clínico de injerto periodontal de Clínica dental Los Valles.
Caso clínico de injerto periodontal de Clínica dental Los Valles.

 

Postoperatorio del injerto periodontal

Lo primero que tenemos que decir es que el injerto de encía no duele. Tiene las molestias normales de una microcirugía oral y su procedimiento se hace bajo anestesia local. En el caso de pacientes muy nerviosos, puede hacerse bajo sedación consciente. Durante los días posteriores del injerto periodontal, el paciente debería:

  • Tomar un antiinflamatorio pautado por el especialista.
  • Ponerse hielo en la zona para ayudar también a desinflamar la zona.
  • Mantener una correcta, pero suave, higiene en toda la boca.
  • Hacer enjuagues suaves con clorhexidina.
  • Tomar una dieta blanda durante los primeros 15 días y no muy caliente.
  • No fumar. Es muy importante porque el tabaco dificulta la irrigación sanguínea de las encías.
  • Tener cuidado con la zona de la boca y evitar cualquier tipo de golpe. Ya sabemos que basta que tengamos una zona delicada para que todos los golpes caigan ahí, así que trataremos de evitar las situaciones de riesgo.

Si te has dado cuenta que se te empiezan a ver las raíces de algún diente no lo dudes y pide cita en la Clínica Dental Los Valles de Guadalajara. Recuerda que la primera consulta es gratuita.

Imágenes: Pinterest & Clínica dental Los Valles

Lo más reciente

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Síguenos